En un ambiente industrial donde reina la rutina, tendremos la oportunidad de asistir a una revolución. El absurdo del trabajo rutinario y la impotencia ante las situaciones extremas, llevan a los personajes a rebelarse contra el aburrimiento y la falta de vitalidad. A través de la solidaridad, lograrán cambiar este micro-cosmos donde no son más que una ficha en una cadena de producción.

Contamos al público esta historia universal, en la que no falta el humor, el virtuosismo circense y el contacto continuo entre actores y público… Personajes bien definidos, con sus manías y obsesiones, que comunican, a través de la música y el circo, emociones universales que saben llegar al público de todas las edades en todos los países.

El espectáculo es una fiesta, un homenaje a las diferencias, a la creatividad y a la alegría desbordante, a la poesía de la vida.